Showing 1-20 of 135 items.

th.

No te hemos revelado el Corán para que padezcas,

sino como Recuerdo para quien tiene miedo de Alá,

como revelación venida de Quien ha creado la tierra y los altos cielos.

El Compasivo se ha instalado en el Trono.

Suyo es lo que está en los cielos y en la tierra, entre ellos y bajo tierra.

No es preciso que te expreses en voz alta, pues Él conoce lo secreto y lo aún más recóndito.

¡Alá! ¡No hay más dios que Él! Posee los nombres más bellos.

¿Te has enterado de la historia de Moisés?

Cuando vio un fuego y dijo a su familia: «¡Quedaos aquí! Distingo un fuego. Quizá pueda yo traeros de él un tizón o encontrar la buena dirección con ayuda del fuego».

Cuando llegó al fuego, le llamaron: «¡Moisés!

Yo soy, ciertamente, tu Señor. Quítate las sandalias! Estás en el valle sagrado de Tuwa.

Y te he escogido Yo. Escucha, pues, lo que se va a revelar.

Yo soy, ciertamente, Alá. No hay más dios que Yo. ¡Sírveme, pues, y haz la azalá para recordarme!

La Hora llega -estoy por ocultarla- para que cada uno sea retribuido según su esfuerzo.

¡Que no te desvíe de ella quien no cree en ella y sigue su pasión! Si no, ¡perecerás!

¿Qué es eso que tienes en la diestra, Moisés?»

«Es mi vara», dijo. «Me apoyo en ella y con ella vareo los árboles para alimentar a mi rebaño. También la empleo para otros usos».

Dijo: «¡Tírala, Moisés!»

La tiró y he aquí que se convirtió en una serpiente que reptaba.