Showing 1-20 of 40 items.

¡No! ¡Juro por el día de la Resurreción!

¡Que no! ¡Juro por el alma que reprueba!

¿Cree el hombre que no juntaremos sus huesos?

¡Claro que sí! Somos capaces de recomponer sus dedos.

Pero el hombre preferiría continuar viviendo como un libertino.

Pregunta: «¿Cuándo será el día de la Resurrección?»

Cuando se ofusque la vista,

se eclipse la luna,

se reúnan el sol y la luna,

ese día, el hombre dirá: «Y ¿adónde escapar?»

¡No! ¡No habrá escape!

Ese día, el lugar de descanso estará junto a tu Señor.

Ese día, ya se le informará al hombre de lo que hizo y de lo que dejó de hacer.

¡Más aún! El hombre testificará contra sí mismo,

aun cuando presente sus excusas.

No muevas la lengua al recitarlo para precipitarla!

¡Somos Nosotros los encargados de juntarlo y de recitarlo!

Y, cuando lo recitemos, ¡sigue la recitación!

Luego, a Nosotros nos toca explicarlo.

Pero ¡no! En lugar de eso, amáis la vida fugaz