Showing 81-100 of 118 items.

Al contrario, dicen lo mismo que dijeron los antiguos.

Dicen: «Cuando muramos y seamos tierra y huesos, ¿se nos resucitará acaso?

Ya antes se nos había prometido esto a nosotros y a nuestros padres. No son más que patrañas de los antiguos».

Di: «¿De quién es la tierra y quien en ella hay? Si es que lo sabéis...»

Dirán: «¡De Alá!» Di: «¿Es que no os dejaréis amonestar?»

Di: «¿Quién es el Señor de los siete cielos, el Señor del Trono augusto?»

Dirán: «¡Alá!» Di: «¿Y no Le teméis?»

Di: «¿Quién tiene en Sus manos la realeza de todo, protegiendo sin que nadie pueda proteger contra Él? Si es que lo sabéis...»

Dirán: «¡Alá!» Di: «Y ¿cómo podéis estar tan sugestionados?»

Vinimos a ellos con la Verdad, pero mienten, si.

Alá no ha adoptado un hijo, ni hay otro dios junto con Él. Si no, cada dios se habría atribuido lo que hubiera creado y unos habrían sido superiores a otros. ¡Gloria a Alá, Que está por encima de lo que cuentan!

El conocedor de lo oculto y de lo patente. ¡Está por encima de lo que Le asocian!

Di: «¡Señor! Si me mostraras aquello con que se les ha amenazado...

¡No me pongas, Señor, con el pueblo impío!»

Nosotros somos bien capaces, ciertamente, de mostrarte aquello con que les hemos amenazado.

Repele el mal con algo que sea mejor Sabemos bien lo que cuentan.

Di: «¡Señor! Me refugio en Ti contra las sugestiones de los demonios.

Me refugio en Ti, Señor, contra su acoso».

Cuando, al fin, viene la muerte a uno de ellos, dice: «¡Señor! ¡Hazme volver!

Quizás, así, pueda hacer el bien que dejé de hacer». ¡No! No son sino meras palabras. Pero, detrás de ellos, hay una barrera hasta el día que sean resucitados.