Showing 1-20 of 44 items.

Alguien ha pedido un castigo inmediato

para los infieles, que nadie pueda rechazar,

que venga de Alá, Señor de las gradas.

Los ángeles y el Espíritu ascienden a Él en un día que equivale a cincuenta mil años.

¡Ten, pues, digna paciencia!

Piensan que está lejos,

pero Nosotros pensamos que está cerca.

El día que el cielo parezca metal fundido,

y las montañas, copos de lana,

y nadie pregunte por su amigo ferviente.

Les será dado verles. El pecador querrá librarse del castigo de ese día ofreciendo como rescate a sus hijos varones,

a su compañera, a su hermano,

Al clan que lo cobijó,

a todos los de la tierra. Eso le salvaría.

¡No! Será una hoguera,

que arrancará el cuero cabelludo

y reclamará a quien retroceda y vuelva la espalda,

a quien amase y atesore.

El hombre es de natural impaciente.

Pusilánime cuando sufre un mal,