Showing 1-11 of 11 items.

¡Por los corceles jadeantes,

que hacen saltar chispas,

cargan el alba,

levantando, así, una nube de polvo

y rompen a través de una hueste!

El hombre, en verdad, es muy desagradecido con su Señor,

y él es, sí, testigo de ello.

Y ama ardientemente, sí, los bienes terrenales.

¿No sabe, acaso, que cuando lo que hay en las sepulturas sea vuelto al revés

y se haga público lo que hay en los pechos,

ese día, su Señor estará, ciertamente, bien informado de ellos?